Del 12 al 16 de abril más de 60 sociedades científicas de España se reunirán en el II Congreso Nacional Multidisciplinar COVID-19. Un evento en el que analizar entre todos lo aprendido durante el primer año de pandemia y formarse en cómo cuidar a estos pacientes. “Este evento no sólo pretende ser una reunión científica donde se aglutine conocimiento y ciencia, y donde se actualizan las últimas evidencias sobre el SARS-COV-2, sino que persigue reunir en un único encuentro todos los actores relevantes de esta crisis sanitaria. Y para uno y otro objetivo las enfermeras y enfermeros, de distintas Sociedades Científicas y de los diferentes niveles asistenciales queremos estar, debemos estar y estaremos compartiendo y visibilizando nuestra disciplina, pero sobre todo el buen trabajo que hemos realizado y seguimos realizando a día de hoy”, explica David Díaz-Pérez, coordinador del Área de Enfermería Respiratoria de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

 

Implicación

Durante estos meses, las enfermeras han demostrado tener un papel clave en el sistema sanitario y, por tanto, en este congreso tienen mucho que aportar. “No se entendería el II Congreso Nacional COVID19 sin nuestra presencia, quedaría huérfano de conocimientos que tanto impacto producen en el paciente COVID-19: cuidados, humanización, prevención, gestión de recursos humanos y materiales, estrategias de vacunación, y todo esto desde una visión integral donde la presencia de enfermeras y enfermeros en todos los niveles asistenciales y otros espacios como colegios, centros de trabajo, etc es más que necesaria.”, añade el coordinador del Área de Enfermería Respiratoria de Separ. “Las enfermeras siempre hemos estado a la altura y nuestro grado de implicación ante situaciones de crisis, pasadas, presentes y futuras, siempre será máxima y así reza en nuestro código deontológico. No sabemos hacerlo de otra manera y esta crisis sanitaria no es una excepción. A pesar de los déficits que tenemos y las carencias formativas y condiciones laborales que en muchos casos se pueden considerar como pésimas, no hemos dado la espalda a la población ni al sistema de salud. Probablemente, hemos debido estar en muchos más órganos de decisión para influir en las políticas y estrategias sanitarias, no para hablar de nuestra experiencia sino planificar y tomar decisiones, el conocimiento que tenemos como disciplina científica y del cuidado, hace que seamos profesionales claves en la consecución de objetivos”, apostilla.

Más información: http://2congresocovid.es/2congresocovid

Alicia Almendros